7 IMPRESCINDIBLES PARA DECORAR LA HABITACIÓN DE LOS PEQUES

Los pequeños crecen y sus necesidades cambian, no es un secreto, todos lo sabemos. Lo que no sabemos es como adaptarnos a este cambio y conseguir que nuestros peques se sigan sintiendo cómodos en casa y en concreto en sus cuartos.

Los niños necesitan un espacio versátil donde poder jugar, descansar, estudiar, bailar, leer y pintar. Aunque muchas veces, juntar todos estos requisitos en una misma estancia resulta prácticamente imposible en términos de espacio, sobretodo cuando estos comparten cuarto con sus hermanos.

Pero no sufras, en HomingSoon hemos creado este post para ayudarte y darte estas soluciones muy prácticas para que aproveches el espacio de tus hijos y consigas adaptarlo y convertirlo en un espacio funcional, agradable y bonito en el que querrán pasar horas y horas.

 

1. El poder de la pintura

A veces el típico truco de brocha y pintura puede ser la solución más rápida, sencilla y económica para transformar por completo cualquier estancia.

Aprovecha el cuarto de los peques para darle rienda suelta a tu creatividad y atrévete con cualquier diseño, ¡hay miles de posibilidades!

 

2. Cuenta SIEMPRE con su opinión

Los adultos a veces cometemos el error de querer participar en las decisiones de los más pequeños.

Pero en este caso, recuerda que se trata de su cuarto, su espacio y su privacidad. Recuerda que será el lugar donde pasará más tiempo. Por eso, es muy importante que le escuches y juntos intentéis diseñar la habitación con la que tu pequeño se identifique.

No tiene porqué seguir una temática, puede simplemente basarse en un color, en un estilo de decoración o simplemente un estilo de vida, pero lo importante es que debe conseguir ser un espejo del carácter de tu hijo.

 

 

3. No te olvides de crear suficiente espacio de almacenaje

Aunque sus ropas y sus pies sean pequeños, estos renacuajos necesitan mucho espacio. Que si ropita, que si cuentos, que si libros del cole, pinturas, colores, juguetes, peluches, coches, cocinitas… y paro porqué me canso.

A todos los padres les obsesiona que todo esté en orden, pero lo cierto es que si no recabamos el espacio de almacenaje necesario para guardar todos estos objetos y ordenarlos por compartimentos, la acción de ordenar se hace una tarea verdaderamente imposible.

Nuestro consejo es que aproveches las paredes para colocar estanterías, reserves compartimentos para guardar y clasificar los juegos, cuelgues sacos y bolsas de almacenaje de techos y paredes, y utilices armarios y cómodas en el que almacenar toda la ropa.

Cualquier rincón es bueno para recabar espacio.

 

4. Utiliza la creatividad para crear VUESTRO propio objeto DIY

Casi todos los niños adoran hacer objetos DIY, y es una buena idea si aprovechas estos objetos para decorar su habitación y que sea una pieza única y muy personalizada.

Si te apetece pasar una tarde de lluvia creando objetos funcionales con ellos, puedes inspirarte con nuestro post de lámparas DIY.  Si os gusta, podéis pedirnos que publiquemos más ideas.

 

 

5. Si tienes altura, aprovéchala

Si eres de esos afortunados que cuenta con techos altos, aprovecha y crea diferentes alturas y espacios en la habitación con elementos divertidos que den pie a tirarse (por el tobogán) o subirse por las paredes. Sus amiguetes fliparán con ellos.

 

 

6. No te olvides de colocar un suelo/alfombra cómoda en la que jugar

Las alfombras además de aportan calidez, aislan del frio y del ruido, cosa que tu vecino de abajo agradecerá.

Existen alfombras de gran formato, a medida, o también puedes considerar la moqueta que vuelve a estar de moda.

 

 

7. Aprovecha la luz natural de las ventanas, y llena de energia la habitación.

La luz es una vitamina natural fundamental para crear una atmósfera agradable y acogedora. Es importante tener luz natural, pero también poder controlarla con stores y/o cortinas  infantiles. Aprovecha este elemento para decorar utilizando cortinas con diseños divertidos y vestir tu casa.

 

 

post a comment
X